Formación

educación



Objetivos de Desarrollo Sostenible

Educación y Formación son dos conceptos distintos pero que están íntimamente ligados. La Educación es un proceso continuo que empieza en la familia, cuando nacemos, se desarrolla en el colectivo sociocultural al que se pertenece y termina al final de nuestra vida. En este proceso la persona tiene un desarrollo global, aprende a pensar, va forjando sus actitudes y su visión del mundo. La Formación se refiere más particularmente al desarrollo de aprendizajes y habilidades más concretos y, normalmente, en campos más específicos y reducidos. Y, aunque la Formación tiene también unos objetivos más acotados y a corto plazo, sin duda ayuda de una forma eficaz, no solo a la adquisición de destrezas y aptitudes sobre una determinada materia o conocimiento, sino que va más allá y puede lograr en la persona cambios de puntos de vista y de mentalidad e, incluso, modificaciones de valores y de concienciación sobre la realidad.

El Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria se ha erigido a lo largo de estos primeros 175 años, de una forma rotunda y clara, en abanderar, entre otros cometidos y acciones, precisamente todo lo que ha demandado la sociedad civil en cuanto a las necesidades en Cultura, Educación y Formación, consciente de que era el medio para el desarrollo de ideas, de renovación y de diálogo que condujera a cambios importantes y necesarios en los variados ámbitos de la sociedad de Gran Canaria.

La inteligente y oportuna opción por parte del Gabinete Literario de acoger en su sede y presidir el Centro UNESCO Gran Canaria en el 2008, ha dado un impulso fundamental a la posibilidad de organizar y potenciar la Formación específica en una variadísima y amplísima gama de campos y de disciplinas del conocimiento.

Esta área de Formación del Centro UNESCO ha venido a complementar la ingente producción de actividades organizadas por el área de Cultura del Gabinete Literario. Su programación siempre ha estado atenta y vinculada a las necesidades que se han  considerado como las más idóneas dependiendo de las demandas y/o prioridades de determinados colectivos o de la sociedad en general. En un primer momento, y dada la situación socioeconómica del final de la primera década del siglo, se organizaron varios cursos, talleres y jornadas sobre la búsqueda eficaz de empleo encaminadas a preparar a las personas que, o bien se habían quedado en el paro laboral o necesitaban renovarse para reconducir su carrera profesional, o jóvenes que pretendían acceder a su primer trabajo. Es necesario hacer una especial mención a un grupo de personas al que se pudo atender a lo largo de siete años de forma ininterrumpida y con varios cursos en cada año, que por sus características especiales tenían dificultades añadidas para el acceso al empleo; estas son las personas con alguna discapacidad. Dentro de este colectivo también es de destacar el numeroso grupo de personas que provenían de Salud Mental. Este programa, que introducía el uso de las TIC como eje fundamental de sus contenidos, fue ideado y organizado por Ofelia Salcedo Santana, Directora de Proyectos de Innovación y Sociedad de la Información del área de “Formación en Tecnologías de la Información y la Comunicación”.

Asimismo, además de los cursos formales, se han celebrado tertulias, jornadas, ciclos de conferencias sobre temas específicos, mesas de diálogo, congresos, etc. que abarcaban un amplio espectro de intereses e inquietudes, unas veces a propuesta de esta área y otras que se organizaron a solicitud de diversos grupos que por su idoneidad, importancia, actualidad y demanda, lo merecían. 

Hay que señalar que una prueba del acierto de la organización de todos estos eventos es la gran afluencia de público que asistió, en algunos casos superando con creces las expectativas que se tenían, y la valoración muy positiva, medida objetivamente mediante cuestionarios en varios de los actos.

Un hito importantísimo que se incorporó a todo lo relacionado con la Formación fue la asunción con entusiasmo de la Agenda 2030 aprobada en 2015 por 150 jefes de Estado y de Gobierno en la Cumbre de Desarrollo Sostenible. Sus 17 objetivos tratan de que se logre un mundo sostenible en el año 2030.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible están bien especificados y se sugieren líneas de acción para llevarlos a cabo, pero no son jurídicamente obligatorios, por lo que su difusión y todo lo relacionado con la Formación y Educación se hace imprescindible. Se puede afirmar que son las herramientas fundamentales para que, además de las metas y actuaciones concretas que los poderes legislativos y ejecutivos de las Administraciones Públicas determinen, pueda producirse un cambio de mentalidad y potenciación de valores que nos lleven a conseguir un mundo donde lo que impere sea la igualdad, la justicia, la paz, la perdurabilidad del planeta, etc.

Entre esos 17 objetivos, el cuarto se refiere expresamente  a la EDUCACIÓN DE CALIDAD: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, y explica literalmente: “La educación es la base para mejorar nuestra vida y el desarrollo sostenible. Además de mejorar la calidad de vida de las personas, el acceso a la educación inclusiva y equitativa puede ayudar a abastecer a la población local con las herramientas necesarias para desarrollar soluciones innovadoras a los problemas más grandes del mundo”.

Así, la Educación y la Formación permanentes se convierten en un eje transversal que recorre todos los Objetivos y mediante las cuales las personas pueden ir tomando conciencia y adecuando sus conductas a partir del cambio de mentalidad y valores para ir consiguiendo ese mundo al que aspiramos.

El Gabinete Literario y el Centro UNESCO Gran Canaria, constituyéndose desde siempre en un observatorio permanente de las necesidades culturales, formativas y educativas de la sociedad en la que están inmersos, es una garantía de que, además de lo que ya está haciendo, seguirá atento y dará cobijo a todo lo que pueda potenciar las propuestas que conduzcan a mejorar la vida de las personas en un planeta que tenemos la obligación de legar en condiciones óptimas a las generaciones que nos sustituyan.

No puedo terminar sin hacer una mención especial a Pilar Blanco Dieppa, Vicepresidenta del Gabinete Literario y Directora del Centro UNESCO Gran Canaria, por su incansable compromiso, dedicación, inquietud, estímulo, facilidades, ánimo, ejemplo y empuje para los que tenemos el honor de colaborar con ella. Gracias.

Celso Domínguez del Río Sánchez
Coordinador de Formación y Educación del Centro UNESCO GC

Logo